20/10/09

Indisimulable


Bailar deforme (esto es, de manera intencionalmente ridícula y exagerada) es divertido y liberador.

Y si además hay alguien que te mira con cara de 'qqquuuéééé' y se ríe se convierte en un gran momento.

5 en el mejunje:

CRirchu dijo...

Yo suelo hacer esas cosas en plena avenida de mi ciudad un Domingo a la noche, cuando se convierte en peatonal, lleno de gente viendo los artesanos, paseando y mirando artistas locales.

Me encanta poder hacer lo que quiera, donde sea y sí, se ríen de mí, pero me siento tan libre!

G dijo...

No quiero dejar de expresarme a favor de tu genialidad aunque mis aportes no sean más que eso!

r.- el corre ambulancias dijo...

bailar haciendo el payaso es una de las ultimas cosas lindas que todavia son gratuitas!

LaTíaPé dijo...

que placer hacer payasadas en público...
(o tan simple como en epoca de corralito, que entramos radiantes y felices con mi amiga al banco nacion y nos miraban como si fueramos extraterrestres, con caras de "como pueden ser felices!!") ja

Café (con tostadas) dijo...

Es muy bueno hacer pavadas divertidas, Crir!!!! Si los demás nos miran o no, si se ríen o no, si piensan que nos chifla o no... lo mismo da!

Gracias, G, gracias... me parece bien que alguien note mi genialidad y la declame a los 4 vientos! (?) ;)

Y es graaaatis, r!!! pero no lo digamos, si se avivan seguro le ponen algún impuesto!

Jajajaja, ay, tíapé, las caras de los otros cuando hacemos cosas ridículas o desubicadas es un plus impagable!